Parques forestales

En Vigo hay 12 parques forestales esparcidos por todo el territorio. Cuentan con miradores en los que se puede contemplar magníficas vistas de la ciudad y de la ría, perfecto para los amantes de la naturaleza y la fotografía. Son lugares ideales para pasar el día en el campo, pues están equipados con fuentes, mesas y barbacoas.

Algunos parques tienen pequeños estanques con patos como el del Monte de los Pozos , o hasta con tortugas y pavos reales como el de Beade . Son sitios perfectos para olvidarse de un ajetreado día en la ciudad.

El parque forestal de la Madroa , en Teis, presenta unas magníficas vistas de la ciudad y de la ría hacia el puente de Rande. Además está junto al zoo de Vigo y a las instalaciones donde entrena el Celta de Vigo.

En el parque Alba-Cepudo se puede ver el municipio entero desde uno de los montes más altos de Vigo. Cuenta además con 10 esculturas modernas de diez famosos escultores que se integran perfectamente en sus bellos paisajes, en lo que conformó el primer simposio internacional de escultura del monte Alba, en 1999. En lo alto de este monte, a 503 metros de altitud, se encuentra la ermita de nuestra señora del Alba.

Los parques forestales de Oia y Saians se encuentran muy próximos entre si y muestran unas magníficas vistas de las islas Cíes.

El parque forestal de Comesaña es un parque de reciente construcción, 2002, y es un gran desconocido para muchos vigueses. Cuenta con zonas de barbacoas, mesas, fuentes y mirador con bancos. Cerca de él se puede recorrer un sendero que lleva a un conjunto de antiguos molinos de agua.

Si seguimos la pista forestal del parque de Oia, o subimos por el camino de la la ermita de San Sebastián podemos llegar al parque forestal de Coruxo . Este parque de dos hectáreas está perfectamente equipado para pasar el día en plena naturaleza.