Iglesias, ermitas y capillas de Vigo

Iglesias del núcleo urbano de Vigo

Crónicas de historiadores locales así como documentos conservados en el Archivo Diocesano de Tui cuentan que en el siglo XII el núcleo de Vigo contaba con dos templos: el de Santa María en el centro de la población y el de Santiago de Vigo en las afueras. Hoy en día no existen ninguno de los dos templos, estos han sido sustituidos por otros nuevos ya que los originales no pudieron con el paso del tiempo y las épocas de invasiones y ataques.

Con el paso de los años y el continuo crecimiento de la población el número de iglesias fue aumentando paulatinamente. Entre las más importantes destacan la actual iglesia de Santa María o Concatedral de Vigo (año 1816) de estilo neoclásico, la actual iglesia de Santiago de Vigo (año 1896), la iglesia de María Auxiliadora (año 1923), la iglesia de Fátima (año 1948), la iglesia de la Soledad (año 1957) y la iglesia de Nuestra Señora del Carmen (año 1951).

Iglesias parroquiales

En el siglo XII se tiene constancia de hasta 15 iglesias románicas en las actuales parroquias del municipio de Vigo. De todas estas iglesias románicas sólo permanecieron tres: Santiago de Bembrive, Santa María de Castrelos y San Salvador de Coruxo, además de algunos restos de las otras.

Los siglos XVII-XVIII pertenecen a una época de esplendor, fruto de esta época son las iglesias de San Andrés de Valladares, San Mamede de Zamáns , San Pedro de Sárdoma, San Pedro de Matamá, San Andrés de Comesaña, San Estevo de Beade y Santa Mariña de Cabral.

De periodo posterior tenemos las iglesias de Santa Cristina de Lavadores, San Xurxo de Saiáns y San Salvador de Teis

Con el crecimiento de la población algunas iglesias se han quedado pequeñas y se ha optado por construir nuevas iglesias junto a las antiguas. Este es el caso de las nuevas iglesias de las parroquias de Navia, Alcabre y Freixeiro.

Ermitas y Capillas

Las ermitas y capillas son reflejo del gran fervor religioso existente en nuestras parroquias del que todavía persisten importantes muestras. Estas construcciones de orden menor presentan características comunes como la nave única de planta longitudinal y dimensiones reducidas, cubiertas con estructura de madera a dos aguas con teja autóctona y con exteriores austeros sin apenas motivos ornamentales.

Hay que diferenciar entre dos tipos de capillas, aquellas que formaban o forman parte de las casas solariegas o pazos y las capillas dedicadas al culto de santos con gran fervor popular de la zona.