Mar, río y embalses

El mar abraza a Vigo a lo largo de su costa formando playas de finísimas arenas blancas y facilitando la llegada de grandes barcos hasta el centro de la ciudad. La Ría de Vig o constituye un paraíso para miles de especies animales y un magnífico abrigo natural que protege a la ciudad y a los barcos que entran en ella de la fuerza del mar abierto.

Los paisajes que muestra la ría son de gran belleza. En la entrada de la ría se encuentran las islas Cíes unas islas paradisíacas con playas de aguas cristalinas en las que miles de aves tienen sus nidos en época de cría. Son parques nacionales y está prohibida la edificación en ellas, por lo que conservan su estado natural intacto. El lado que da hacia la ría se cubre de bellas playas y el lado que da a mar abierto muestra impresionantes acantilados.

Pequeños pueblos costeros se dibujan a lo largo de la ría entre sus playas hasta llegar a Vigo. Más hacia el interior la ría se estrecha y esto fue aprovechado para construir el puente de Rande . Unos de los puentes modernos más bellos de España y que recuerda al puente de San Francisco. En esta zona se dice que todavía hay barcos hundidos con sus despensas llenas de oro. Pasado el puente de Rande la ría vuelve a ensancharse en torno a la isla de San Simón, una isla usada hace muchos años como hospital.

Vigo tiene multitud de pequeños ríos y manantiales, pero de entre todos ellos destaca por su longitud y caudal el río Lagares . El Lagares atraviesa todo el municipio, y junto a él se ha hecho un paseo fluvial. Siguiéndolo podrás encontrar dos puentes medievales, y ver multitud de aves acuáticas que utilizan el río para anidar, así como merenderos, fuentes naturales y gran variedad de vegetación autóctona. El río pasa por el parque de Castrelos y bajo las inmediaciones del estadio de Balaídos, después el paseo continua varios kilómetros hasta desembocar en la playa de Foz junto a la playa de Samil.

El embalse de Zamáns abastece de agua potable a la ciudad de Vigo junto con la presa de Eiras. El embalse rodeado de bosques crea paisajes de gran belleza. En su desembocadura se pueden visitar antiguos molinos de agua reconstruidos.