El cruceiro y la cruz

El cruceiro, elemento etnográfico representativo de la cultura gallega y de su arte, está lleno de leyendas y mitos que todavía perviven hoy en día.

Morfología del cruceiro

La construcción del cruceiro se hace en piedra y está formado por una partes básicas: 1)gradas-escalones o parte inferior, 2) base donde se apoya la columna, 3) columna o fuste, a veces con peanas o secciones y peanas, 4) El capitel con decoraciones clásicas y 5) la cruz donde puede suele haber una representación de la Crucifixión, la Piedad, ...

Situación de los cruceiros

Los cruceiros se suelen ubicar, generalmente, en los recintos de la iglesia y en los cruces de caminos, siendo esta última la más habitual. También se pueden encontrar en el interior de los cementerios y algunos en un camino.

¿Por qué se construyen?

Los motivos de su construcción son diversos pero predomina el motivo de devoción. También se construyen cruceiros por ofrecimiento o para que rueguen por el alma de quien lo construyó. En algunos cruceiros se consevan inscripciones que apuntan al motivo de construcción. El cruceiro sirve también como indicador de un lugar especial de culto o un espacio sagrado con una energía especial. Sirve también el cruceiro como protección del viandante en una encrucijada de caminos.

Tradiciones y leyendas sobre los cruceiros

En algunos cruceiros es costumbre su uso como parada tradicional en procesiones o entierros. También pervive su uso como viacrucis y la tradición de colocar flores o velas. Otras tradiciones están menos arraigadas, como es el uso curativo de enfermedades o el "mal de ojo". Las leyendas dicen que la "Santa Compoña" acude a los cruces de caminos donde no hay cruceiros.

Morfología iconográfica

Los cruceiros llevan normalmente la crucifixión y en el reverso pueden llevar la figura dela Piedad, la Dolorosa o la Coronación. En las cruces predominan las lisas frente al las que tienen los símbolos de la Pasión.