Fundación Pedro Barrié de la Maza

La fundación

La Fundación Pedro Barrié de la Maza es una entidad sin ánimo de lucro, de carácter privado, dedicada a promover el desarrollo de Galicia desde una perspectiva global. Desde su creación en 1966 por Pedro Barrié de la Maza ha desarrollado su actividad en las áreas de la investigación, la cultura, la educación y los servicios sociales. Su objetivo ha sido diseñar iniciativas y proyectos que, anticipándose a las demandas sociales, abriesen caminos a la acción de otras entidades, tanto públicas como privadas.

La implantación de la Fundación Pedro Barrié de la Maza en Vigo responde a su vocación de entidad al servicio de todos los gallegos. Es su objetivo contar con una presencia institucional y un centro de actividad permanente en la ciudad más poblada y de mayor tradición industrial de Galicia en estrecha asociación con Banco Pastor. El centro de Vigo complementará así la oferta de la sede coruñesa de la Fundación, haciéndola más accesible para los habitantes del Sur de Galicia y Norte de Portugal. El centro de Vigo permitirá programar una selección de las mejores exposiciones, conciertos y seminarios de la Fundación Pedro Barrié de la Maza y de su Instituto de Estudios Económicos, y ampliar la distribución de otros servicios de la Fundación como publicaciones; becas y convocatorias de ayudas sociales, investigadoras y culturales.

El edificio

El edificio de la sede de Vigo de la Fundación Pedro Barrié de la Maza es obra del arquitecto vigués Manuel Gómez Román (1876-1964). Los arquitectos Luis Moreno Mansilla y Emilio Tuñón Álvarez son los responsables del proyecto de rehabilitación.

Gómez Román fue, además de arquitecto, dibujante y escultor. En el transcurso de sus estudios de arquitectura en Madrid entabló una estrecha amistad con Antonio Palacios. Fue numerario de la Real Academia Galega y destacado militante galleguista. Gómez Román recreó la tradición monumental gallega en un tránsito desde el modernismo hasta el regionalismo, en busca de una arquitectura que reflejase sus ideales, en ocasiones de un academicismo distante de los últimos desarrollos europeos.

Gómez Román dejó una profunda huella en el Vigo de su tiempo, donde desarrolló la mayor parte de sus proyectos. Su traza ha perdurado en piedra hasta nuestros días con edificios institucionales como el Simeón o la Casa de Correos y Telégrafos, y de viviendas como las de Enrique Mülder o Saturnino García. El edificio que Gómez Román realiza en la encrucijada entre Policarpo Sanz y Colón para sede del Banco de Vigo entre 1919 y 1923, y que será adquirido por Banco Pastor en 1928, será su obra más ambiciosa. Elaborado con granito blanco del monte de la Mina (Castrelos), su carácter monumental le convierte en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Vigo.

(Fuente: Fundación Pedro Barrié de la Maza - www.fbarrie.org)