Eclecticismo pleno (1880-1910)

En este periodo, entre 1880-1910, la rica burguesía viguesa sigue demandando edificaciones de suntuoso lenguaje ecléctico, que serán conocidas por el nombre de su propietario, llevando incluso muchas de ellas las iniciales del propietario inscritas en los elementos graníticos de coronación de las fachadas, como símbolo de prestigio personal.

El eclecticismo que mostrará Alejandro y Domingo Rodríguez Sesmero, se vuelve cada vez más complejo y elaborado con el trabajo de estos técnicos, aumentando notablemente la variedad de sus componentes ornamentales y la libertad interpretativa.

Con la presencia de Jenaro de la Fuente Domínguez y Michel Pacewicz se consolida en la ciudad de Vigo un eclecticismo internacional de influencia francesa.

La influencia que ejerció París en teste periodo fue notable en la arquitectura española de este periodo, manifestándose también con claridad esta atracción en la burguesía local. La presencia en Vigo del técnico francés Michel Pacewicz introduce un eclecticismo afrancesado en el ensanche de la ciudad. Este eclecticismo, respondía a las necesidades de las clases acomodadas locales en su deseo de distinción y diferenciación social.

La arquitectura de este período se caracteriza por una gran preocupación por la presentación y tratamiento de las fachadas, en detrimento de una menor preocupación por la distribución interior de las plantas que podían presentar problemas de ventilación e higiene.

Se dará un trato preferente a las fachadas se que sitúan en las calles principales aumentando en las mismas la ornamentación.

Proliferan en esta época las galerías de fundición que alcanzan una gran difusión a partir de la década de 1870, llegando a incorporarse a edificios que se proyectaron sin su presencia.

Cumpliendo la función de mirador y de nuevo elemento compositivo en el diseño de las fachadas. La carpintería de puertas y ventanas se refina en esta época, en la que los artesanos locales hacen el tallado basado en el diseño de la fachada.

En este periodo, finales del siglo XIX y principios del XX, aparecen influencias historicistas con las obras de Jenaro de la Fuente, Michel Pacewicz, Manuel Felipe Quintana y Benito Gómez Román.. La variedad de lenguajes serán fuente de inspiración para el arquitecto que se mueve con libertad en el historicismo y en el eclecticismo clasicista.

Jenaro de la Fuente Domínguez muestra una mayor preocupación por la decoración, presentado un esquema repetitivo y tradicional de composición. Sus fachadas se caracterizan por una ordenación simétrica con falta de movimiento que se compensa con una gran seguridad en el empleo del repertorio ornamental.

Michel Pacewicz, acunado por los grandes arquitectos franceses, demuestra una mayor capacidad compositiva y un menor afán decorativo, presentado sus fachadas mayor dinamismo y ritmo. Sin embargo Pacewicz no mostró evolución hacia el modernismo, al contrario de Jenaro de la Fuente que recoge en su obra elementos de vocabulario modernista.

Arquitectos y maestros de obra representativos

- Jenaro de la Fuente Domínguez

- Michel Pacewicz

- Manuel Felipe Quintana

Edificios representativos

- Casas de Oya - Miguel Pacewicz (1904)

- Edificio El Moderno - Miguel Pacewicz (1897)

- Edificio Bonín - Jenaro de la Fuente Domínguez (1910)

- Casas de Manuel Bárcena Franco - Jacobo Estens Romero (1879)