Eclecticismo inicial (1860-80)

En este período, situado entre 1860 e 1880, aparecen las primeras manifestaciones de eclecticismo en la ciudad en medio de una fuerte expansión y crecimiento urbano.

El neoclasicismo, impuesto desde la Academia, limitaba la creatividad del arquitecto a la interpretación de la normativa clásica controlada por la censura académica.

El eclecticismo busca romper este rígido esquema académico, permitiendo la creatividad y libertad compositiva. Permitirá la reutilización de todos los estilos, por separado o mezclados. Así, existirán diferentes influencias base: clásico, medieval, renacentista, barroco, etc. Se preferirá el neogótico o neorrománico para las construcciones religiosas y el clasicismo para los edificios oficiales o bancarios.

La arquitectura se adaptará a las demandas de una nueva burguesía en alza, que buscará el reflejo de su posición económica mediante la elegancia y suntuosidad del eclecticismo.

En la arquitectura isabelina se muestran los primeros ejemplos de disolución del neoclasicismo y aparición del espíritu ecléctico.

En Vigo, el eclecticismo se impulsa desde una joven burguesía que busca la suntuosidad y riqueza de la ornamentación de las fachadas exteriores para reflejar el prestijio de su posición social. La ornamentación se enriqueze ampliándose los repertorios decorativos que cada vez son más exuberantes y ricos, mientras que el esquema compositivo se mantiene estable con una rigurosa simetría a través de ejes verticales.

En este período econtramos en Vigo los primeros ejemplos de un eclecticismo isabelino de carácter austero y desornamentado, aún ligado a las composiciones académicas que está presente en las obras de Manuel de Uceda y José María Ortiz.

En una segunda etapa, que se inicia aproximadamente a partir de 1872, aparece un eclecticismo consolidado, de mayor riqueza y libertad ornamental, con actuación de Domingo Rodríguez Sesmero y su hijo Alejandro Rodríguez-Sesmero González

Arquitectos y maestros de obra representativos

- José María Ortiz y Sánchez

- Manuel de Uceda

- Alejandro y Domingo Rodríguez Sesmero

- Manuel Fernández Soler

Edificios representativos

- Antiguo Concello de Vigo - José Mª Ortíz y Sánchez (1862)

- Actual Rectorado - Manuel de Uceda (1863)

- Museo de Arte contemporáneo. MARCO - José Mª Ortíz y Sánchez (1880)